We could be heroes just for one day.

miércoles, 22 de febrero de 2017

Vivir es irradiar

Mamá dice que hay personas incapaces, carentes de compresión. Que por mucho que se eduque hay capacidades con las que naces. Innatas. Supervivientes de la selección natural.
Y
no hay nada peor que tener esperanzas en teorías invisibles, indemostrables. En seguir pensando en el fondo que todo se simplifica a la sensación de irradiar. De poder alimentarte de lo que otros transmiten, aunque no exista. Aunque todo viva de nuestras ilusiones. Si es lo que nos ayuda a seguir, 
¿por qué no hacerlo real? 
¿por qué no inventar un idioma nuevo? 
Propio, adecuado y común
Crear una fábrica de tarritos en los que enfrascar aquellos picos en los que todo el mundo ha podido volar alguna vez, en aquella intensidad en la que todo el mundo debería vivir;  Inconstante para no desgastarla. Incomprensible para no poder cansarnos de buscarla. Dejar de echarle la culpa al amor de lo que nosotros mismos queremos esconder, normalizar y aceptar cada día como la suerte puntual de toparte con algo inmerecido. Todo aquello de lo que queremos desprendernos para no echarlo de menos, para no sentirnos dichosos. 


Si el secreto está en equivocarse, en seguir el camino no indicado desearía tropezar durante toda mi vida para poder seguir irradiando y dejándome irradiar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario