We could be heroes just for one day.

sábado, 21 de febrero de 2015

Madrid se hubiese muerto de envidia...

No entiendo porque sigues combinando tus jerseys con mis días bonitos si las esperanzas se cogieron la baja hace semanas...
No soy capaz de pasar tu caducidad por mis costillas y crear, con los hilos de los que sucederíamos, lazos. Lazos rojos. Lazos protectores. Lazos compartidos. Lazos antiolvido. 

Y....


Atarme.
Hasta la espina dorsal. 
Hasta no querer resistirme ni estremecerme con la imagen de tenerte a medio metro, de escucharte la complicidad a cincuenta centímetros, de padecer tu carita de pez a quinientos milímetros... De no borrar y reinventarte cada día como si en realidad fuese medio metro, cincuenta centímetros o quinientos milímetros lo que me separa de ti y no...cuatro vidas, 1460 días y una decena de barreras. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario