We could be heroes just for one day.

sábado, 24 de enero de 2015

Escribiendo...

No me acuerdo. Más bien. No me quería acordar de lo que era pedir sin pretextos que alguien se tome un café virtual contigo. Notar en los párpados el calor que desprendían tus idealizaciones con leche 





a las 6 de la mañana.

Un domingo cualquiera.

En una cama equivocada.






Pero, mis ganas de respirarlo todo muy fuerte, decidieron delatarme, decidieron apagar tu cappuccino y tus ganas de complicarte la vida. Aunque podría apostar, apostar hablarte mil veces antes que tú a mi, que te hubiese desa(r)mado de todas tus flaquezas y miedos; Te hubiese puesto contra mis paredes y te hubiese hecho paisaje. Hubiese decidido ir en busca de la ecuación que equilibra la intensidad y el amor. Y, en caso de no encontrarla, encontrarte a ti un poco más que, por virtud y no defecto, hubiera sido lo mismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario