We could be heroes just for one day.

lunes, 20 de octubre de 2014

Quiero ser de ti

Somos guerra que sana cada herida de la otra, sin fronteras ni tapujos. 
Somos eternidad y constancia pero también orgullo y perdón.
Somos apoyo y amor, sobre todo y sobre todas las cosas eso último... Y no sabéis lo que me llena, su voz a corazón abierto siempre que tardo 5 minutos más en llegar al portal. Es gratificante que siempre haya alguien esperando que llegues a su puerto, y no sólo el suyo sino cualquiera en el que quiera encontrarme a salvo...
Y siempre, aunque a veces masque más fuerte de lo normal, ella es aprendizaje en cada parpadeo, en cada beso en la frente o en cada portazo que pega a mis reproches. No entiendo donde quedan los límites de la paciencia o la esperanza con un hijo para una madre, yo siempre he creído que viene de ese sexto sentido, de esa manera de disolver las palabras promiscuas y sonreír por no perder un segundo de nuestra vida juntas...



Pero cuando necesito recordar mi hogar sé que puedo hallarlo cada noche si decido compartir sábana y sueños con ella. Si necesito sentirme protegida y fuerte sólo me hace falta sentir su respiración en mi nuca y un par de sonidos a modo de maullido que me recuerden que sueña bonito. Me ayudan a no temer a los monstruos que reprimen almas y crean límites para ser feliz. Me ayudan, me ayuda, me ayudas....a vivir Mamá.
Por darme la vida en cada instante, te "amoraré" siempre. 

Mamá yo quiero ser de plata

Mamá, yo quiero ser de plata.
Hijo, tendrás mucho frío.
Mamá, yo quiero ser de agua.
Hijo, tendrás mucho frío.
Mamá, bórdame en tu almohada.
¡Eso sí!
¡Ahora mismo!

Federico García Lorca. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario